Con genética argentina, China apuesta al desarrollo agrícola – Nidera Argentina

Con genética argentina, China apuesta al desarrollo agrícola

Con genética argentina, China apuesta al desarrollo agrícola

noticia_187_Con genética argentina, China apuesta al desarrollo agrícolaEl conocimiento de Nidera en semillas está realizando grandes contribuciones al crecimiento productivo de China y a la consolidación de COFCO como líder en el mercado mundial de alimentos.

Desde que COFCO, la empresa agroalimentaria más grande de China, adquirió el 51% de las acciones de Nidera, el equipo que desarrolla el “know how” argentino en materia de semillas ha adquirido un interesante protagonismo. “En China advirtieron que la seguridad alimentaria, que es prioridad nacional, no depende solamente de producir granos; sino que deben ir a las bases del desarrollo semillero, a la genética”, señala Pablo Bergadá, director del área de Semillas de Nidera.

Uno de los principales proyectos en los que el equipo local se encuentra trabajando es la transferencia de germoplasma de maíz. “Estamos entrando en el segundo año de desarrollo y comenzando a testear nuestros materiales en las principales regiones maiceras de China”, describe el agrónomo.

China es el país con mayor superficie de maíz del mundo. Tiene 36 millones de hectáreas sembradas -más que Estados Unidos-. Cabe destacar que el rendimiento nacional del cereal es de cinco toneladas por hectárea. El 70 por ciento de las actividades agrícolas son manuales y realizadas en unidades productivas de una hectárea o menos. En ese contexto, mientras el país trabaja en la creación de unidades productivas más grandes, Nidera contribuye a ese desarrollo exportando genética de avanzada.

“La transferencia de híbridos argentinos se realiza principalmente en nueve regiones de la zona central del país, en torno a Beijing, donde se produce el 80% del maíz. Allí, estamos ensayando una importante cantidad de materiales, que van de los 1500 a 2500 híbridos nuevos. En el tercer año de ensayos iniciaremos los registros” sostiene Bergadá y señala, a su vez, que el proceso de transferencia de germoplasma se basa en híbridos convencionales. Los ensayos comienzan en la Argentina bajo condiciones de aislamiento -ya que no son transgénicos- y luego se trasladan a China. “Disponemos de un germoplasma que tiene una amplitud de híbridos desarrollados desde el Mato Grosso hasta Bahía Blanca. La amplitud y variabilidad es enorme. Dentro de esa diversidad, los que mayor potencial y desarrollo tienen para China son los de madurez de 124 a 109 días, que son híbridos que van desde el AX7822 -el nuevo maíz de Nidera- hasta el más precoz, como el AX852”, apunta el ingeniero.

Para el equipo de investigadores argentinos, la transferencia de genética de punta en el cultivo de maíz es sólo el principio. “El proyecto de COFCO es a largo plazo y va mucho más allá. Y allí está Nidera, consolidando su rol y aumentando su protagonismo global”, concluye Bergadá.