El impacto ambiental en la población rural – Nidera Argentina

El impacto ambiental en la población rural

El impacto ambiental en la población rural

noticia_75_El impacto ambiental en la población rural.El Informe Planeta Vivo 2012 de la WWF (Organización Mundial de la Conservación) demuestra que el impacto de la degradación ambiental repercute y afecta directamente a la gente de menores ingresos, especialmente a la población rural, castigándola con una menor capacidad productiva del suelo, entre otras explicaciones.

Por esta razón, se impone una utilización responsable y rentable de los recursos naturales que asegure el desarrollo socioeconómico local y regional. En síntesis, el desafío es: cómo producimos 100 años más preservando el suelo.

El primer dato es reconocer que es posible lograrlo: Tenemos como ejemplo los más de trescientos años de producción agrícola de Francia que, con una superficie similar a la provincia de Buenos Aires, es la primera exportadora del mercado europeo. El segundo dato es que si observamos el potencial de nuestros productores y nuestra amplitud de ambientes, es posible alcanzar el objetivo de incrementar la producción cuidando el recurso suelo. Es posible ser sustentables con eficiencia productiva.

En Alcorta, provincia de Santa Fe, a 90 kilómetros de Rosario , creamos un módulo de trabajo permanente con el objetivo de constituir matrices de largo plazo para acompañar rindes crecientes e inducir a un manejo calificado del suelo, cuidando ese ambiente ecológico que fue considerado como de los más elevados estándares de fertilidad en sentido global, similar a las grandes áreas del medio oeste americano o las profundas extensiones de la Bielorrusia.

El objetivo central de ese trabajo lo constituye la idea de comenzar a sentar las bases para la configuración de matrices de suelos (no sólo del cultivo inmediato) que,con los agregados necesarios para su recuperación, nos permitan superar los 100 millones de toneladas propuestos como objetivo nacional y crecer eficiente y sustentablemente.
El banco de datos recopilado por Nidera en Alcorta nos permite ser muy optimistas cuando analizamos la ecuación económica de producir eficientemente y de manera sustentable en el tiempo.

El productor está parado sobre una hectárea que, por la calidad de la tierra, cotiza en 18.000 dólares la hectárea. La elaboración de un diagnóstico por única vez requiere de una inversión de 9 dólares por hectárea cada cuatro o cinco años; y la provisión de nutrientes para la recuperación de los suelos demanda 222 dólares más por hectáreas, amortizables en cinco o seis cultivos.

Como vemos, la ecuación es viable, pero se requiere de una visión política global que supere el trabajo individual y permita extender esta concepción a la casi totalidad de los productores. Para eso es necesaria una visión de ?cuenca? que permita consolidar en el tiempo los nuevos sistemas productivos, realizar matrices de evaluación de impacto con normas de estandarización que aseguren una gestión inédita pero necesaria y confiable.

Fuente: http://www.cronista.com