Nidera se puso “lado a lado” de los productores – Nidera Argentina

Nidera se puso “lado a lado” de los productores

Nidera se puso “lado a lado” de los productores

noticia_197_Nidera se puso lado a lado de los productoresLa empresa armó un equipo de ingenieros agrónomos para fortalecer la relación de los productores con la marca. Le pusieron cara a la relación y sembraron ensayos con materiales propios al lado de los cultivares de cada establecimiento. “A estos productores nadie les contó nada, tuvieron a Nidera en su campo y la cosecharon con sus propias máquinas”, dicen los ATD.

Gabriel Actis y Federico Balmaceda son Asistentes Técnicos de Desarrollo (ATD) de Nidera. Son parte de un grupo de agrónomos especializados a campo que la compañía armó en 2014 para afianzar su relación con los productores.

El objetivo fue acercarse, dialogar, conocer sus necesidades y problemas. Una estrategia que, acompañada por buenos productos y buenas campañas de marketing, se vuelve infalible cuando de trabajar en el mercado agropecuario se trata. “El productor siempre le compra a alguien que conoce y quiere, y ese es un poco el camino”, reflexiona Actis.

El equipo relevó a alrededor de 4000 productores de todo el país. El foco estuvo en analizar la relación que estaban teniendo con Nidera. Sólo en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, Actis visitó a unos 250 productores. Les preguntó qué iban a sembrar, qué marcas prefieren, qué cultivos siembran, y qué opinión tiene de Nidera. “El objetivo no es vender, sino construir una relación”, dice el joven ingeniero.
“Elegimos a un grupo de productores y sembramos ensayos en sus campos. Los denominamos “lado a lado”. Al lado del cultivar que habitualmente siembra el productor hicimos un ensayo con un material de Nidera. En el sur, tenemos 140 “lado a lado”. Fueron sembrados con maíces, girasoles y sojas. En el proceso los visitamos, hacemos informes y vamos evaluando juntos los resultados. El objetivo es darles un acompañamiento técnico y que los productores puedan ver la evolución de los materiales de Nidera en sus propios campos”, relata Actis.

Federico Balmaceda es otro joven asistente técnico de desarrollo. Su área es la zona sur de Córdoba, hasta La Pampa y sur de San Luis. Federico visitó a unos 200 productores.

“Los productores valoraron mucho que desde Nidera haya un acercamiento como éste. Vimos que la empresa está muy bien posicionada. Decís que trabajás para Nidera y te reciben con amabilidad. La gente te dice, “vení, vamos a recorrer el campo y a tomar unos mates”, incluso aunque no sea cliente”, relata Balmaceda.

El técnico reconoce que “con los “lado a lado” logramos una muy buena penetración. Sembramos unos 50 ensayos, en su gran mayoría, con maíz. Para poder demostrarles que lo tuyo es bueno, lo tienen que ver”.

¿Qué me recomendás?

Después de más de un año de relacionamiento con productores, Actis saca algunas conclusiones. La primera viene con sorpresa. “Es increíble cómo hay todavía muchísima gente que no conoce el manejo del cultivo y constantemente está incursionando en el error. Los productores siguen haciendo maíz a altas densidades. Siguen teniendo cultivos inestables. Ni hablar del problema que implica el control de malezas”, dice el técnico.

Enseguida trae una anécdota a su testimonio. “En Tres Arroyos llamé a un productor que estaba enojado con Nidera porque no había tenido la respuesta esperada. Le dije: sé que usted tuvo un problema y quiero que lo solucionemos. Usted fue cliente de toda la vida y por un mal entendido no compró nunca más. “Vení al campo”, me dijo. Fui y la esposa me esperó con masitas caseras y té. Este año volvió a comprar”, se emociona Actis.

Ambos ATD aseguran que hay un gran número de productores que compra por relación y otros que compran por precios. Pero a todos les gusta construir una relación de confianza. El famoso: “¿qué me recomendás?” Además, por supuesto, tienden a sembrar lo que les funciona.

“En este nuevo contexto agrícola yo siento que hemos sacado ventaja. Nadie va a cambiar ni a comprar algo que no conoce. Sí va a comprar lo que vio y tuvo en su campo. Con los “lado a lado” nadie les contó ni mostró nada, cada productor lo tuvo en su campo y lo cosechó con su máquina”, insiste Actis.