Voluntariado en Venado Tuerto – Nidera Argentina

Voluntariado en Venado Tuerto

Voluntariado en Venado Tuerto

noticia_132_Voluntariado en Venado TuertoEl pasado 16 de abril, se realizó una jornada de voluntariado en la escuela n° 1191 del barrio Juan XIII de Venado Tuerto. Durante el encuentro 6 voluntarios locales, más coordinadores de Asociación Conciencia y Javier García Moritán, gerente de Sustentabilidad de Nidera, dedicaron su tiempo en construir un arenero y poner en valor la plaza de juegos de la escuela, junto a los alumnos y docentes.

En una jornada que será recordada como el comienzo de una relación
que ya ofrece signos de permanencia, los voluntarios de Nidera interactuaron con los alumnos, volviéndolos protagonistas del cuidado
de su propia escuela. La acción se enmarca en el programa “Escuela
de Valores”, que, durante 2014, se orientará a combatir la violencia en el aula y promover una sana convivencia dentro y fuera de la escuela.

Además de los voluntarios que se dieron cita en la escuela, cabe resaltar el trabajo previo del equipo de colaboradores de Venado Tuerto, comprometidos con estas acciones. Los referentes de la planta organizaron visitas previas, cortaron el pasto y llevaron donaciones. Una vez terminada la acción, incluso, estaban gestionando el involucramiento de proveedores para profundizar las
refacciones que necesita el establecimiento.

Asimismo, directivos de la Asociación Jesús Misericordioso, invitados por Nidera, participaron de la actividad, dando un paso más en la articulación con un actor clave del barrio, que permitirá alcanzar un impacto mayor en la realidad cotidiana de los chicos. Jesús Misericordioso, cuyas instalaciones quedan a pocos metros de la escuela, ofrece cada día apoyo escolar y actividades como fútbol o cocina, abiertas y gratuitas para todos los chicos de la zona.

Juan XXIII es uno de los barrios más carenciados de Venado Tuerto y la escuela n° 1191, el establecimiento social, de formación y contención más importante para los niños que allí viven. Actualmente
los directivos de la escuela tienen muchas dificultades para llevar adelante su misión, por las realidades de exclusión y violencia, que sacuden el entorno y repercuten en los niños.

Con esta acción, el compromiso de la compañía con la escuela se refuerza y se da comienzo formalmente al tercer año ininterrumpido de Escuela de Valores.